include
 
New Page 1

Menu
Menu
Quienes Somos | Novedades | Libros | Biblias | Libros de Bolsillo | Blog Librería Bautista | Eventos | Tiendas | Contáctenos
La gracia de Dios el punto de Partida


Cristo pagó el precio de sus pecados
De vez en cuando escucho a alguien decir de manera indiferente “Bueno, imagino que me iré al infierno cuando muera” ¡Nadie en su sano juicio debería hablar con tanta dejadez! Todos vamos a pasar la eternidad ya sean en el cielo o en el infierno, no existe otra alternativa. No hay un solo versículo en la Biblia que diga que la vida de una persona se anule o aniquile una vez que haya muerto. Permítame decirle esto: ¡Sería mejor nunca haber nacido que morir sin Cristo!

A todos los que conocemos a Jesús como nuestro Salvador personal, Dios nos ha confiado el más formidable y glorioso de los mensajes, al cual absolutamente ninguna otra cosa en la historia se le ha podido comparar. Ese mensaje es simple: Nuestro incondicionalmente amoroso Padre celestial envió a su único Hijo concebido, Jesús, a este mundo malvado, vil y pecaminoso, para morir en una cruenta cruz romana. Allí, Cristo pagó la deuda por el pecado de toda la humanidad para hacer expiación por nuestro pecado y reconciliarnos con Dios. Cuando usted recibe a Cristo por fe como su Salvador personal, su destino eterno se transforma radicalmente. Un momento estaba usted perdido, y al siguiente, salvo. Antes iba rumbo al infierno; ahora cuenta con un hogar en el cielo.

La Resurrección, una razón para regocijarse
Recuerdo hace varios años que estaba de pie tras el telón durante la obra teatral sobre la Pasión que se realizó en la iglesia durante la Pascua.  Al final de cada actuación, yo salía y explicaba por qué confiar en el Señor Jesucristo como Salvador personal puede salvar a una persona del pecado.  En escena, Jesús acababa de resucitar, y los discípulos estaban corriendo de vuelta para ver dentro de la tumba.  Quedé tan absorto en su emoción que, por un breve momento, quise salir a escena en medio de todos esos actores vestidos a la usanza de cada dos mil años, y ver por mí mismo dentro de la tumba vacía.

Algunos se preguntan por qué celebramos la resurrección.  La razón principal es que Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, está vivo.  Ningún otro líder religioso que jamás haya vivido y muerto puede hacer semejante afirmación.  En realidad, cada líder o celebridad que ha muerto, ya sea en el ámbito de la política, lo académico o las artes, permanece sepultado al igual que Lenin, a menos que su cuerpo haya sido sacado de su tumba por acción del hombre.  En muchos casos se rinden honores a sus tumbas como lugares de orgullo nacional o religioso.

Pero, ¿de qué alardeamos los cristianos? Celebramos una tumba vacía porque Aquel a quien amamos, Aquel a quien seguimos, Aquel a quien servimos ya no está allí.  Ahora bien, si Jesucristo resucitó de entre los muertos, ¿dónde está ahora?  La Biblia nos lo dice con precisión: Él está sentado a la diestra de Dios.  Cuando oramos, Él intercede con el Padre a nuestro favor (Hebreos 7:25).  Más aún, sabemos con base en Juan 14 que Jesús está preparando un lugar para usted y para mí en el cielo y que un día estaremos allí con El (vv. 2-3).  Mientras tanto, Él hace los arreglos necesarios para Su retorno.

La resurrección de Jesucristo nos ha dado un propósito muy definido para estar vivos. Él nos ha salvado con el propósito de reflejar Su vida en nuestro trabajo, en nuestra manera de hacer las cosas, en nuestras palabras y en nuestro hablar.  Esa es la razón por la que usted y yo somos el cuerpo de Cristo.  Él ve a través de nuestros ojos, escucha a través de nuestros oídos, habla a través de nuestras voces, y ayuda a través de nuestras manos.  Al habernos creado para Sí, Él desea que usted y yo andemos en santidad y rectitud delante de Él.  Hemos de ser los representantes de Cristo, llevando a Cristo a las personas y reflejando Su luz a un mundo en tinieblas que lo necesita con desesperación.


 

Siga leyendo…
Extracto del libro: Como vivir una vida Extraordinaria
Por Charles Stanley
Editorial Grupo Nelson



 




Libreria Bautista | © Copyrights 1996-2019 Página Portal - Xentra.com