include
 
New Page 1

Menu
Menu
Quienes Somos | Novedades | Libros | Biblias | Libros de Bolsillo | Blog Librería Bautista | Eventos | Tarjeta Bendición | Tiendas | Contáctenos
Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

Por muchos años he estado pensando en esas ocasiones cuando lo que Dios hace no tiene sentido.  Estaba acercándome al final de la adolescencia cuando de súbito el primer “pavoroso por qué” hizo su aparición en mi mente.  No recuerdo hoy qué fue lo que provocó ese pensamiento agobiante, pero sabía que me encontraba en una situación para la cual necesitaba más fortaleza de la que yo tenía.  Ahora he podido disponer de un poco más de tiempo (bueno, tal vez más que un poco), para estudiar la Palabra y ordenar mis puntos de vista.  Han pasado cincuenta y tres años desde que le entregué mi corazón a Jesucristo, a la edad de tres años.  Aún estoy dedicado a servir a mi Señor con todas las fuerzas de mi ser, y esta convicción es más fuerte y profunda hoy de lo que jamás ha sido.

Además, el transcurso del tiempo y los consejos de algunos eruditos de la Biblia me han ayudado a aceptar lo que creo que es el concepto correcto acerca de esos períodos cuando la fe es fuertemente puesta a prueba. Creo que he obtenido una mejor idea de quién es Dios y cómo trata con nosotros, especialmente en cuatro esferas de actividad específicas.

1. Dios está presente e involucrado en nuestras vidas aunque parezca que no nos oye o que nos ha abandonado.

Cuando era niño, escuché un programa de misterio en la radio que cautivó mi imaginación.  Era la historia de un hombre que había sido condenado a estar incomunicado en una celda oscura como boca de lobo.  Lo único que tenía para mantener ocupada sumente, era una canica, que tiraba repetidamente contra las paredes.  Se pasaba las horas oyendo el ruido que hacía al rebotar y rodar por toda la celda. Luego la buscaba a tientas en la oscuridad hasta que la encontraba.

Entonces, un día, el prisionero tiró suvaliosa canica hacia arriba, pero ésta nunca cayó al suelo.  Sólo reinó el silencio en la oscuridad.  Se sintió tan angustiado por la“desaparición” de la canica y por no poder explicar qué era lo que habíaocurrido, que se volvió loco, y se puso a arrancarse el pelo hasta quefinalmente murió.

Cuando los oficiales de la cárcelentraron en la celda para sacar su cuerpo, uno de los guardias vio que habíaalgo atrapado en una enorme telaraña que estaba en la parte de arriba de uno delos rincones de la celda.  “Qué raro”,pensó. “¿Cómo habrá ido a dar allá arriba esa canica?”

Como la historia de este frenético prisionero ilustra, a veces la percepción del ser humano plantea preguntas que la mente no puede contestar.  Pero siempre existen respuestas lógicas. Sencillamente, tiene sentido que aquellos de nosotros que somos seguidores de Cristo no dependamos demasiado de nuestra habilidad para armar el rompecabezas, ¡especialmente cuando tratamos de comprender al Omnipotente.

2.   El tiempo en que Dios actúa es perfecto, aun cuando parezca estar desastrosamente atrasado.

Uno de los mayores destructores de la fe,es el tiempo de actuar que no está de acuerdo con nuestras ideas preconcebidas. Vivimos en un mundo de ritmo acelerado, en el cual hemos llegado a esperar respuestas instantáneas a cada deseo y necesidad.  Hay café instantáneo, papas instantáneas,dinero instantáneo de las máquinas de los bancos.  Alivio instantáneo para los músculos adoloridos y los pequeños dolores de cabeza. Es casi nuestro patrimonio hacer que el mundo se apresure en servir nuestras exigencias.  Pero Dios no obra de esa manera.  El jamás está apurado.  Y a veces, él puede ser angustiosamente lento para resolver los problemas sobre los cuales llamamos su atención.  Eso es casi suficiente para hacer que un creyente impaciente se dé por vencido y trate de buscar ayuda de algún otro.

Sin embargo, antes de perder laesperanza, debiéramos dar una mirada a la historia de María, Marta y su hermanoLázaro, según se nos relata en el capítulo 11 del libro de Juan.


Siga leyendo...........

 

 





Libreria Bautista | © Copyrights 1996-2019 Página Portal - Xentra.com