include
 
New Page 1

Menu
Menu
Quienes Somos | Novedades | Libros | Biblias | Libros de Bolsillo | Blog Librería Bautista | Eventos | Tarjeta Bendición | Tiendas | Contáctenos
El Secreto
El Secreto

A mis hijos les gustan los secretos. Es más, tenemos un juego que se centra en ellos. A veces, cuando vienen sus amigos, for¬mamos una fila. El que está al frente le susurra un secreto al que está detrás y el diálogo misterioso va de uno al otro hasta llegar al final. Casi siempre, lo que el primer participante le comu¬nicó al segundo se malentiende, malinterpreta o se manipula de alguna manera en el trayecto. Por alguna razón, el mensaje nunca se traduce con claridad hasta el final.

Y según nuestra posición en la fila como mujeres hoy en día y en esta cultura, creo que nos ha sucedido lo mismo. Lo que escuchamos que debería ser el secreto de nuestra satisfacción parece totalmente distinto del que se pronunció originalmente, siglos atrás.

Hoy, escuchamos una filosofía de la felicidad que en reali¬dad nos prepara para no ser felices. Dice que siempre hay otra cosa, algo más, algún otro requisito adicional que necesitamos antes de poder disfrutar de la vida como se debe. Entonces, las publicidades nos bombardean con sugerencias, nos cargan con recomendaciones para abrirnos el apetito y tentar nuestras papilas gustativas, alentándonos a deshacernos de lo viejo y adquirir lo nuevo, a estar insatisfechas con lo que ya tenemos.

Si eres soltera, deberías tener la seguridad del matrimonio.
Si eres casada, deberías tener la libertad de la soltería.
Si vives en un departamento, ya sería hora de que tengas una casa.
Si tienes una casa, debería ser más grande que la que ya posees.
¿Entiendes el mensaje?
Tu ropa debería ser de esta marca.
Tienes que arreglarte según esta moda.
Tus hijos deberían parecerse más a esos niños.
Tu éxito debería medirse según estas normas.
 
Las consecuencias son inevitables. Con una dieta constan¬te de deseos sin cumplir, no podemos evitar desarrollar cierto desprecio por nuestras circunstancias actuales. Atrapadas en este círculo vicioso, nos sentimos incompletas y deficientes. Infelices. Descontroladas. Descontentas. Insatisfechas.

Precisamente por esto, una mujer satisfecha es algo tan inusual. Llama mucho la atención en un mundo que vive con una versión aguada del secreto... un secreto del cual ella conoce la verdad. Es evidente por su paz y su serenidad, su consuelo y su tranquilidad, por la misteriosa soltura que la acompaña. Su mera presencia deja un aire fresco en cualquier lugar adonde está, y todos pueden percibirlo.
 
La rareza y la singularidad de una mujer que ha decidido contentarse con lo que tiene, con quién es y con su lugar en el mundo es algo tan inusual y digno de celebración como una nevada navideña en medio del desierto. Ella captó el susurro suave de un secreto trasmitido de generación en generación, y ha decidido confiar en esa sabiduría para construir su vida. Es una mujer de sustancia porque está satisfecha: ha escogido el contentamiento sobre el descontento.

Siga leyendo...........

 

 

Sobre el Autor:

Priscilla Shirer , una oradora y autora, ha pasado más de una década frente a grandes audiencias de corporaciones , organizaciones y cristianos  en todo Estados Unidos y alrededor del mundo. Más recientemente, Priscilla se ha centrado en la enseñanza de la Biblia a las mujeres a través de un estilo de enseñanza expositiva




Libreria Bautista | © Copyrights 1996-2019 Página Portal - Xentra.com